Yoga en la oficina

Estar sentado en su escritorio durante 8 horas puede conducir a dolor de espalda baja, rigidez en el cuello y caderas tensas. ¡Pero el yoga de la oficina viene al rescate! Practicar estas posturas diarias puede ayudar a minimizar la incomodidad, mejorar la circulación y facilitar su concentración:

 


Sentado, flexionar la espalda hacia atrás:
Estar encorvado sobre una pantalla de computadora no le hace ningún favor a su postura. Alivie la tensión sentándose derecho, respirando hondo y estirándose hacia el techo. Al exhalar, deje que su mirada lentamente mire hacia atrás y dóblese ligeramente desde su espalda superior y pecho. Mantenga esa posición durante unos segundos, suelte y repita según sea necesario.
 
 
 
Giro sentado:
Sentarse durante un largo período de tiempo puede conducir a un dolor de espalda y a una mala digestión. Estire la espalda sentándose en su silla con la columna vertebral alta y recta. Inhale, y mientras exhala, gire hacia un lado desde la parte inferior de la columna vertebral (más desde su abdomen, menos desde la espalda) sujetando su reposabrazos. Respire aquí durante unos segundos, y luego repita del otro lado.
 
 
 


Liberación de muñecas:
Un tiempo prolongado en el teclado no es muy amable con las muñecas y los antebrazos. Tómese un momento con cada mano para doblar las muñecas en cada dirección. Presione las yemas de los dedos hacia la parte superior del brazo y luego cambie. Doble cada muñeca en la dirección opuesta presionando las yemas de los dedos hacia el interior de las muñecas. Dé a sus muñecas una buena sacudida de lado a lado, luego hacia arriba y hacia abajo.

Fuente: Huffington Post