¿Qué es el SAD?

Cuando el clima se vuelve gris, puede afectar sus emociones. El trastorno afectivo estacional (SAD, por sus siglas en inglés) es un tipo de depresión que se corresponde con las estaciones, que, por lo general, comienza a finales del otoño o principios del invierno y termina en la primavera o el verano.
El SAD es un tipo de depresión, no un trastorno aparte. Para ser diagnosticada con SAD, una persona debe cumplir con ciertos requisitos de depresión grave que coincidan con las estaciones durante, al menos, dos años. Los síntomas de depresión grave incluyen poca energía, sensación depresiva gran parte del tiempo, problemas para dormir, poco interés por los pasatiempos, dificultad para concentrarse y más. Los síntomas específicos del SAD incluyen tener poca energía, comer en exceso, aumentar de peso y aislarse a nivel social. Los factores de riesgo para el SAD incluyen ser mujer, vivir lejos del ecuador, sufrir de depresión o trastorno bipolar, historial de depresión en la familia, o ser un joven adulto.
 
Por fortuna, existen tratamientos para el SAD. Medicamentos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI) y otros antidepresivos, pueden ayudar. La fototerapia se puede utilizar para reemplazar la disminución de luz solar durante el otoño o el invierno. Algunas personas han descubierto que utilizar una caja de luz a diario ayudó con los síntomas. La terapia, en especial la terapia conductista cognitiva, puede ayudar a tratar el SAD al identificar y reemplazar los pensamientos negativos, así como también a buscar actividades que ayuden al paciente a salir adelante. Algunos inclusos creen que los suplementos con vitamina D pueden ayudar.
Si siente los efectos del trastorno afectivo estacional este invierno, hable con su médico sobre sus opciones.
Contenido de Lockton Dunning Benefits con información de:
 National Institute of Mental Health