Vivir de manera sostenible

Forest Footprint

Los plásticos de un solo uso, como las botellas de agua desechables y las bolsas de plástico, son un problema ambiental. Cuando se desechan, obstruyen los océanos y los ríos y son dañinos tanto para las plantas como para los animales. Puede ser difícil evitar por completo el plástico de un solo uso, pero hay algunas formas simples en las que puedes hacer tu parte para ayudar a reducir los desechos.

En lugar de comprar botellas de agua desechables, considera usar una botella de agua reutilizable. Esta práctica no solo evitará desechos de plástico, sino que también te ahorrará dinero en poco tiempo. Si el agua del grifo en tu área no sabe muy bien, también podrías considerar invertir en una jarra con filtro de agua para tu hogar. Existen múltiples opciones asequibles (y elegantes) tanto para botellas de agua reutilizables como para filtros.

Las bolsas de plástico se usan todos los días y son reciclables, pero solo el 1% de ellas se recicla. Para ayudar a minimizar los desechos, cambia a bolsas de compras reutilizables. Las bolsas de tela o lona se pueden lavar, e incluso las bolsas de plástico reutilizables más resistentes son mejores para el medio ambiente que las bolsas de un solo uso. La mayoría de los programas residenciales de reciclaje no aceptan bolsas de plástico, pero algunas tiendas de comestibles sí. También puedes consultar AQUÍ para encontrar un sitio de recolección local.
Estos intercambios son una pequeña solución de cómo se puede reducir el uso del plástico. Las bolsas de sándwich reutilizables, los recipientes de vidrio para almacenar alimentos y los envoltorios con cera de abeja para alimentos son solo algunos ejemplos más de cambios fáciles en el hogar.

Cuando debas usar plásticos de un solo uso, acostúmbrate a reciclarlos. Si no tienes contenedores de reciclaje en la acera o un contenedor en las instalaciones de tu apartamento, consulta los sitios web de tu ciudad y condado para encontrar una instalación de reciclaje cerca de ti.