Superar el asma

Es una imagen familiar: alguien tiene problemas para respirar, saca un inhalador, lo sacude y respira profundamente. Lo más probable es que usted conozca a alguien que tiene asma, o tal vez usted mismo tenga. Pero, ¿qué es exactamente el asma?

El asma es una enfermedad que afecta los pulmones. Es más común en los niños, pero también afecta a los adultos. Causa dificultad para respirar, sibilancia, opresión en el pecho y tos. Usted es más propenso a tener asma si alguien en su familia lo tiene.

Un ataque de asma ocurre en las vías respiratorias de su cuerpo, las vías que llevan el aire a sus pulmones. Durante un ataque, los lados de las vías respiratorias se hinchan, lo que hace que los conductos de las vías respiratorias se encojan y deja que entre y salga menos aire de los pulmones. La mucosa de su cuerpo también las obstruye. Esto conduce a los síntomas de un ataque de asma. Los ataques pueden ser causados por distintos desencadenantes para diferentes personas. Algunos de los desencadenantes comunes incluyen el humo del tabaco, los ácaros del polvo, la contaminación del aire, el moho y las infecciones.

Afortunadamente, existen tratamientos para el asma. Los medicamentos de alivio rápido, como los inhaladores, controlan los síntomas de un ataque a medida que ocurre. Los medicamentos de control a largo plazo disminuyen la cantidad de ataques que usted tiene y su gravedad. Si cree que puede tener asma, hable con su médico para establecer un plan de tratamiento.

Contenido de Lockton Dunning Benefits con información de https://www.cdc.gov/asthma/faqs.htm