Realice un autoexamen

Las personas lucirán el rosa y caminarán para recolectar fondos para la concientización sobre el cáncer de mama este mes. Es un momento excelente para donar y difundir la concientización a favor de la causa, ¿pero conoce usted las señales tempranas del cáncer de mama o cómo detectarlo?
Mientras más temprano se detecte el cáncer de mama, menores las probabilidades de que se extienda. Los controles regulares, realizados por usted o un médico, son extremadamente importantes para detectar anormalidades o cambios en sus mamas. El cuarenta por ciento de los diagnósticos de cáncer de mama los detectan las mujeres que sienten un bulto. A continuación, se incluyen tres maneras de detectar el cáncer a tiempo.
  1. Conocimiento de las mamas. Debe examinarse, al menos, una vez al mes. Preste atención a los cambios en la apariencia y la sensación, lo que incluye bultos o engrosamiento cerca de la mama o de la axila, un cambio en la forma o el tamaño, inflamación en la piel o secreciones. Si detecta algo de esto, pida un turno con su médico. No se asuste, la mayoría de los bultos no son cáncer, pero es esencial controlar cualquier cambio.
  2. Examen de mujer sana. Se recomienda que visite a su médico para realizarse un examen de mujer sana cada año. Considérelo un control anual. Además del examen de rutina, el médico examinará sus mamas para detectar anormalidades. Aproveche este momento para hacer preguntas sobre lo que debe buscar, como autoexaminarse y más.
  3. Mamografías. El cáncer de mama, por lo general, no provoca síntomas en las primeras etapas; es por ello que las mamografías son tan importantes. Una mamografía es una radiografía de las mamas que detecta tumores y otras condiciones anormales. Las mujeres que se las realizan corren menos riesgos de morir de cáncer de mama. Una mamografía puede detectar el cáncer antes de que el bulto crezca lo suficiente como para que se note al tacto, y puede detectar el cáncer en las etapas iniciales cuando el tratamiento suele ser más efectivo. Las mujeres de 40 años o más deben realizarse una mamografía al año.
En octubre, comience una rutina para mantenerse sana. La detección temprana podría salvar su vida.
Fuente: http://www.nationalbreastcancer.org