Que la primavera llegue con el ejercicio

84522738_Women-Boxing-Together-At-Gym¿Ha pasado los meses de invierno envuelto en una frazada mirando televisión y comiendo papas fritas? Ya tuvo su oportunidad. La primavera llegó: ¡Es hora de levantarse y moverse!
 
Empiece de a poco
Si intenta presumir, puede lesionarse. Tómeselo con calma. Ande 4 millas en bicicleta, corra durante 10 minutos o levante pesas 5 libras más livianas de lo que suele levantar. ¡Y no se olvide de estirar!
 
Salga de la rutina
¿La rutina de correr hizo que se aburriera del ejercicio este invierno? Pruebe con clases de bicicleta fija, yoga o boxeo. Los nuevos movimientos le sacudirán la cabeza y los músculos.
 
Lleve un registro diario
A veces, necesitamos un recordatorio de que el ejercicio, a la larga, nos hará sentir bien. Anote sus niveles de energía en los días que realiza ejercicio. Ver que se siente lo suficientemente despierto y predispuesto como para salir a caminar con la familia después de cenar, en un día en el que tuvo una clase de gimnasia aeróbica por la mañana, puede ayudarlo a levantarse de la cama para la siguiente clase.
 
Mantenga una actitud positiva
Hacer ejercicio no siempre es fácil y divertido, pero la mayoría de las cosas gratificantes no lo son. Si está agotado, no se mortifique. Manténgase firme y recuerde que es solo un día. Dígase a sí mismo que dominará los próximos ejercicios.
 
Salga al aire libre
Si pone un DVD de ejercicios, será muy tentador dejarse caer en el sofá. Dé un paseo o anótese en una clase de gimnasia en el parque. Aproveche al máximo los largos días de primavera y las temperaturas más templadas.
Fuente: WebMD