Proteínas a base de plantas


Si está padeciendo dificultad para concentrarse, retención de líquidos o un bajón vespertino, es posible que no esté recibiendo suficientes proteínas. Las proteínas son esenciales para producir músculos y darnos energía, y también pueden ayudar a frenar los antojos y evitar comer en exceso. Pero los niveles sanos de proteína no tienen que incluir carnes y otros productos animales: hay muchas proteínas sabrosas a base de plantas que son fáciles de preparar y disfrutar en su escritorio:

  • Nueces y semillas
    Las almendras, los anacardos o nueces de la India, las semillas de girasol y las semillas de lino son ricas en minerales, grasas saludables y proteínas. Disfrute de un puñado de sus nueces o semillas favoritas en sus ensaladas o mantenga un rincón en su escritorio para evitar esos viajes de última hora de la tarde a la máquina expendedora.
  • Quinoa
    Este grano libre de gluten es fácil de preparar y sabe muy bien con muchas frutas y verduras. Bono: ¡También es una proteína completa! Cambie ese cereal azucarado de la mañana por quinoa al vapor, leche de almendras y fruta para obtener un desayuno que le mantendrá satisfecho hasta que sea la hora del almuerzo.
  • Lentejas y frijoles (judías o porotos)
    Las lentejas y los frijoles son una gran fuente de proteínas, carbohidratos y fibra. Añada sobre las ensaladas o combine con vegetales, quinoa o arroz para tomar una comida saludable.
  • Alimentos a base de soya (soja)
    Los alimentos que contienen soya como el tempeh, tofu y edamame contienen proteínas y aminoácidos. Elija un día a la semana para dejar la carne y cambiar las proteínas de origen animal por tempeh o tofu en su lugar.

Fuente: Nutrition Stripped