Protección a través de la prevención

El cáncer es una enfermedad común y puede ocurrir en casi cualquier parte del cuerpo.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, en 2019, se estimaba que había 16,9 millones de supervivientes de cáncer en los EE. UU. Se espera que ese número alcance los 22,2 millones en 2030. A medida que seguimos aprendiendo más sobre esta enfermedad y su cura, también estamos encontrando formas de ayudar a prevenirla.

Según los CDC, los fumadores que dejan de fumar reducen por completo su riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga en un 50%.

A continuación, se ofrecen algunos consejos para reducir su riesgo:

  1. No consumir tabaco. Fumar y mascar tabaco se ha relacionado con el cáncer de pulmón, boca, páncreas y más. Si fuma, deje de hacerlo: puede ayudar a reducir su riesgo actual de cáncer.
  2. Comer sano. Agregar frutas y verduras a su dieta, así como limitar las carnes procesadas, puede ayudarlo a mantenerse saludable y reducir su riesgo. La dieta mediterránea con aceite de oliva extra virgen y frutos secos puede reducir el riesgo de cáncer de mama.
  3. Proteger su piel del sol. El cáncer de piel es muy común y se puede prevenir fácilmente. Evite el sol del mediodía, permanezca a la sombra y use protector solar todos los días.
  4. Realizar chequeos regulares. Asegúrese de tener un médico de atención primaria y de que esté recibiendo todas las pruebas de detección que debería para su edad y sexo. Un diagnóstico temprano significa que es más probable que el tratamiento tenga éxito.

Contenido de Lockton Dunning Benefits con información de https://www.cancer.gov/about-cancer/understanding/statistics and https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/adult-health/in-depth/cancer-prevention/art-20044816