Pasar a la dieta cetogénica

Cuando está intentando bajar de peso, siempre es emocionante alcanzar su meta rápidamente, ¡pero lo más importante es elegir un enfoque que sea saludable! Con la dieta cetogénica, su cuerpo tendrá la habilidad de quemar más grasa mientras experimenta otros beneficios importantes como niveles de energía más altos y control de hambre.
El nombre “cetogénico” proviene de la palabra “cetosis”, que significa que su cuerpo está quemando grasas en vez de glucosa (azúcar) como fuente primaria de combustible mediante cetones que se producen en el hígado. La manera más rápida de alcanzar la cetosis es ayunar, pero no se puede mantener este método por mucho tiempo sin efectos secundarios negativos. En cambio, puede alcanzar la cetosis mediante una dieta que sea baja en carbohidratos y alta en grasa. Si bien su plan dietario particular puede variar, estos son los radios calóricos típicos que utilizar cuando se sigue una dieta cetogénica:
  • Entre un 60 % y un 80 % de las calorías provienen de grasas
  • Entre un 15 % y un 35 % de las calorías provienen de proteínas
  • Menos de las 5 % de las calorías provienen de carbohidratos
En general, necesitará evitar comidas ricas en carbohidratos como pan, patatas, galletas y pasta, e incluir comidas ricas en grasa como nueces, pescado, aguacate y queso. Al seguir la dieta cetogénica, el cuerpo comenzará a quemar más grasa, lo que en general provoca pérdida de peso. Más allá de eso, puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol, aumentar y estabilizar los niveles de energía, y mejorar el azúcar en sangre. Tenga en cuenta que esta dieta puede significar un cambio radical para su cuerpo: algunas personas informaron que sintieron una “gripe keto” la primera semana, con náuseas y mareos. Antes de hacer cambios significativos en su dieta, asegúrese de consultar a su médico para ver si este plan de dieta es adecuado para usted.
Fuente: Keto Connect