¡Oh, bebé!

Cuando su familia está creciendo, ya tiene mucho en la cabeza. No olvide la cobertura del seguro durante el embarazo.
La atención durante el embarazo y el parto está cubierta por todos los planes del Mercado de seguros de salud y Medicaid, incluso si el embarazo comienza antes de que la cobertura entre en vigencia. ¿No tiene seguro médico? Tener un bebé le da derecho a un Período especial de inscripción (SEP). Después de dar a luz, puede inscribirse o cambiar la cobertura del Mercado incluso fuera del Período de inscripción abierta.
Los servicios proporcionados antes y después del nacimiento de su hijo se consideran beneficios esenciales para la salud, por lo tanto, todos los planes de salud calificados deben cubrirlos. Sin embargo, algunos planes de salud individuales adquiridos no están obligados a cubrir el embarazo y el parto, por lo tanto, consulte los documentos de su plan o al representante de Recursos Humanos por si acaso.
La atención prenatal y el parto también están cubiertos por Medicaid y el Programa de Seguro de Salud para Niños (CHIP), programas estatales que cubren a las mujeres embarazadas y a los niños por debajo de ciertos niveles de ingresos. La elegibilidad y los beneficios pueden variar según el estado o programa. También puede solicitar Medicaid o CHIP en cualquier momento fuera de la Inscripción abierta, ya sea a través de su agencia estatal o si completa una solicitud en el Mercado.
El embarazo es un período muy intenso, por lo que saber que usted y su bebé están cubiertos puede proporcionarles la comodidad y la tranquilidad que necesitan.