No deje que el sofá lo atrape


 
 
 
 
 
 
 
Si bien nuestros cuerpos están diseñados para pasar largos períodos de pie, caminando o corriendo, la mayoría de nosotros pasa una gran cantidad de tiempo sentado (en el auto, en el trabajo y frente al televisor). En otras palabras, los holgazanes no son solamente aquellos que pasan tiempo en el sofá. Todo este tiempo que pasamos sentados es perjudicial para nuestra salud. Puede ocasionar presión sanguínea alta, mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas y, por supuesto, una cintura más ancha. Cada hora que pasamos frente al televisor está asociada a un riesgo elevado del 18 % de muerte por enfermedad cardiovascular y a un incremento del 11 % en la mortalidad por cualquier causa.
Levántese y camine
El ejercicio no tiene que ser complicado y no es necesario que adquiera equipos para realizarlo. Una de las cosas más fáciles que puede hacer es simplemente caminar más. Los beneficios de la caminata son numerosos. Puede ayudarlo en lo siguiente:

  • Bajar de peso.
  • Reducir o controlar la presión sanguínea alta, la diabetes tipo 2 y su riesgo de desarrollar enfermedad cardíaca.
  • Fortalecer los huesos y, a su vez, reducir su riesgo de fracturas.
  • Mejorar su coordinación y equilibrio.
  • Mejorar su humor.

¡Pero no quiero perderme mis programas favoritos!
Todos los programas de televisión de una hora de duración tienen, por lo general, seis cortes comerciales. Cada uno de estos cortes dura, aproximadamente, tres minutos. En lugar de levantarse a buscar un refrigerio, quédese donde está y ejercítese un poco. Estos son algunos ejercicios que puede hacer frente al televisor (bueno, la verdad es que para algunos de estos deberá salirse del sofá):

  • Saltos de tijera.
  • Carrera en el lugar.
  • Abdominales en el sofá: inferiores, subiendo ambas piernas, y laterales, para lograr abdominales y oblicuos más marcados.
  • Puñetazos cruzados: de pie, alterne golpes de puño en forma diagonal, a un lado y al otro del cuerpo.
  • Levantamiento de rodillas: de pie, lleve su codo derecho hacia su rodilla izquierda y viceversa.
  • Sentado, levante una pierna, extiéndala hacia adelante y sostenga por dos segundos; luego baje el pie (a una corta distancia del piso) y sostenga la postura por varios segundos. Luego cambie de pierna y repita.

¡Muévase!
La manera en que trabajamos, nos entretenemos y viajamos de un lado al otro nos mantiene sentados la mayor parte del día. Si queremos mantenernos saludables, debemos encontrar maneras de ejercitarnos. Cuanto más nos movamos (caminando, corriendo, estirándonos o ejercitándonos) o, incluso, nos paremos, más saludables estaremos. Sí, con solo pararnos más lograremos una mejor circulación sanguínea. Pero, más que nada, ¡no deje de moverse!
Fuentes: Mayo Clinic, NIH y revista Prevention.