Mejora de la circulación sanguínea

Una circulación sanguínea adecuada es clave para gozar de una buena salud. Si su circulación se reduce, se pueden desarrollar diferentes enfermedades como várices, enfermedades renales y hasta accidentes cerebrovasculares. Afortunadamente, existen varias maneras de mejorar la circulación:

Aumente su frecuencia cardíaca.

Todos los ejercicios que aumentan la frecuencia cardíaca mejoran la circulación. Solo debe hacer una pausa después de pasar algún tiempo sentado ante el escritorio y hacer una caminata rápida alrededor del edificio o incorporar más actividades aeróbicas a su rutina de ejercicios.

Disfrute de un masaje.

Un masaje regular puede ayudar a que la sangre circule a través de las áreas congestionadas, dilatando los vasos sanguíneos para facilitar el flujo de la sangre. Entonces, ¡regálese un merecido masaje al final de cada semana!

Abastézcase de especias.

La cúrcuma y el ají molido son dos excelentes especias que pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea, fortaleciendo las arterias y los capilares. Estas pueden, incluso, reducir los síntomas de una mala circulación como el frío en los pies.

Fuente: Livestrong