Luchar contra el trastorno por uso de sustancias

Cuidar de sí mismo y de sus seres queridos significa reconocer cuando algo anda mal.

Identificar comportamientos no saludables es un primer paso importante al detectar el trastorno por uso de sustancias. El trastorno por uso de sustancias ocurre cuando se forma un patrón de comportamiento al utilizar sustancias nocivas con el propósito de alterar el estado de ánimo. Si bien algunas sustancias, como el alcohol, pueden disfrutarse socialmente sin problemas, y algunas sustancias, como los medicamentos recetados, pueden tomarse por razones médicas, ambas sustancias pueden crear efectos que las personas comienzan a buscar y, en algunos casos, a los que se vuelven adictos. La adicción es una enfermedad, pero las personas con problemas de trastorno por uso de sustancias pueden trabajar para superar esos comportamientos. Es importante saber si puede volverse adicto a una sustancia.

Según AddictionsandRecovery.org, los hijos de adictos tienen 8 veces más probabilidades de desarrollar una adicción.

Señales de que usted o un ser querido podría estar abusando de una sustancia:

  • Comer más o menos de lo normal
  • Deja de cuidarse
  • Falta de interés en las cosas que alguna vez disfrutó o amó
  • Hábitos de sueño irregulares
  • Desarrollar problemas en las relaciones profesionales o personales
  • Un fuerte deseo por la sustancia en uso

Las sustancias de las que se abusa comúnmente son el alcohol, los medicamentos recetados y los medicamentos de venta libre, la heroína, la cocaína y los cigarrillos. Para sustancias como el alcohol, la línea divisoria entre uso y abuso puede no estar clara. Disfrutar de unos tragos después del trabajo para relajarse, beber dos tazas de café al día, fumar un paquete de cigarrillos al día, algunos son un uso y otros un abuso. El abuso ocurre cuando usa una sustancia de una manera no prevista o recomendada, o cuando usa más de lo recetado. Si, con el tiempo, necesita más de la droga para obtener el mismo efecto, o se vuelve dependiente de la droga, puede pasar del abuso a la adicción.

Una buena manera de identificar esto es preguntarse si usar la sustancia en la medida en que lo hace es dañino o si causa problemas en las relaciones. Si responde que sí, busque recibir ayuda. Llame a la línea de ayuda nacional de SAMHSA al 800-662-HELP (4357).

Contenido de Lockton Dunning Benefits con información de https://www.webmd.com/mental-health/addiction/substance-abuse and https://www.verywellmind.com/substance-use-4014640