Lidiar con la diabetes

En 2015, más de 30 millones de estadounidenses padecían diabetes y más de uno de cada cuatro no sabían que la padecían. Al haberse extendido tanto la diabetes, es bueno saber lo que es y cómo controlarla.
La diabetes es una enfermedad en la que la glucosa en sangre es muy alta. La insulina, una hormona que produce el páncreas, ayuda a que las células utilicen la glucosa para obtener energía. Un cuerpo con diabetes no produce la insulina suficiente o no produce insulina en absoluto, lo que evita que la glucosa llegue a las células, y esto puede causar otros problemas de salud. ¿Cómo puede controlar la diabetes entonces?

1. ¿Cuál es tu tipo?

El cuerpo no produce insulina. Las personas con diabetes tipo 1 consumen insulina a diario. Por lo general, se diagnostica en niños y adultos jóvenes, y los expertos creen que las causas son genéticas o ambientales. El tipo 1 no se puede prevenir en la actualidad, y no tiene cura.

Tipo 2: El cuerpo no produce o no utiliza bien la insulina. El tipo 2 ocurre con mayor frecuencia en personas de mediana edad o adultos mayores. Se puede deber a la obesidad, la falta de actividad física, la resistencia a la insulina o la genética. Se puede prevenir con dieta y ejercicio, y puede ser reversible de acuerdo con algunos estudios.[/fusion_tab][fusion_tab title=”Gestacional: ” icon=””]Si bien la diabetes gestacional se desarrolla durante el embarazo y suele desaparecer después de dar a luz, la madre es más propensa a desarrollar diabetes tipo 2 más adelante en su vida.[/fusion_tab][/fusion_tabs][three_fifth last=”no” spacing=”yes” background_color=”” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” background_position=”left top” border_size=”0px” border_color=”” border_style=”” padding=”” class=”” id=””][title size=”3″ content_align=”left” style_type=”single” sep_color=”#ffffff” class=”” id=””]2. Diabetes ABCs.[/title][flip_boxes columns=”1″ class=”” id=””][flip_box title_front=”A.” title_back=”” text_front=”” background_color_front=”#e5ae5a” title_front_color=”#ffffff” text_front_color=”#ffffff” background_color_back=”#878787″ title_back_color=”#ffffff” text_back_color=”#ffffff” border_size=”1px” border_color=”” border_radius=”4px” icon=”” icon_color=”” circle=”yes” circle_color=”” circle_border_color=”” icon_flip=”” icon_rotate=”” icon_spin=”yes” image=”” image_width=”35″ image_height=”35″ animation_type=”0″ animation_direction=”down” animation_speed=”1″]La prueba de A1C, que mide el nivel promedio de azúcar en sangre a lo largo de tres meses.[/flip_box][flip_box title_front=”B.” title_back=”” text_front=”” background_color_front=”#e5ae5a” title_front_color=”#ffffff” text_front_color=”#ffffff” background_color_back=”#878787″ title_back_color=”#ffffff” text_back_color=”#ffffff” border_size=”1px” border_color=”” border_radius=”4px” icon=”” icon_color=”” circle=”yes” circle_color=”” circle_border_color=”” icon_flip=”” icon_rotate=”” icon_spin=”yes” image=”” image_width=”35″ image_height=”35″ animation_type=”0″ animation_direction=”down” animation_speed=”1″]Presión sanguínea.[/flip_box][flip_box title_front=”C.” title_back=”” text_front=”” background_color_front=”#e5ae5a” title_front_color=”#ffffff” text_front_color=”#ffffff” background_color_back=”#878787″ title_back_color=”#ffffff” text_back_color=”#ffffff” border_size=”1px” border_color=”” border_radius=”4px” icon=”” icon_color=”” circle=”yes” circle_color=”” circle_border_color=”” icon_flip=”” icon_rotate=”” icon_spin=”yes” image=”” image_width=”35″ image_height=”35″ animation_type=”0″ animation_direction=”down” animation_speed=”1″]Colesterol.[/flip_box][/flip_boxes][/three_fifth][two_fifth last=”yes” spacing=”yes” background_color=”” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” background_position=”left top” border_size=”0px” border_color=”” border_style=”” padding=”” class=”” id=””][imageframe lightbox=”no” style_type=”none” bordercolor=”” bordersize=”0px” borderradius=”0″ stylecolor=”” align=”none” link=”” linktarget=”_self” animation_type=”0″ animation_direction=”down” animation_speed=”0.1″ class=”” id=””] [/imageframe][/two_fifth][title size=”3″ content_align=”left” style_type=”single” sep_color=”#ffffff” class=”” id=””]3. Cree una rutina. [/title][fusion_text]

Vea a su médico al menos dos veces al año para descubrir y tratar cualquier problema temprano. Los controles comunes para diabéticos incluyen presión sanguínea, examen de pies, examen de peso y dental.

[/fusion_text][fusion_text]

Si usted o un ser querido tiene diabetes, tómese tiempo para crear un plan para controlarla. Con un poco de cuidado y una rutina sólida, puede llevar una vida larga y saludable con diabetes.

Contenido de Lockton Dunning Benefits con información de:
National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases

[/fusion_text][/fullwidth]