Liberadores del estrés del trabajo

Las interrupciones, fechas de entrega inminentes y temporadas frenéticas pueden dejarte sin energía y poner tus niveles de estrés por las nubes antes del almuerzo. Monitorea los agentes de estrés en tu día con estos consejos simples y rápidos para sentirte más tranquilo en el trabajo:
  • Programa un descanso diario de 60 segundos para relajarte.
Pon una alarma en tu teléfono a medio día. Cuando suene la alarma, aléjate de tu escritorio y relájate. Respira profundamente, toma tu té favorito, o simplemente cierra los ojos y medita. Al terminar esos 60 segundos, continúa con lo que estabas haciendo; te sentirás renovado y más tranquilo.
  • Decora tu espacio de trabajo.
Añádele algo de personalidad a tu espacio de trabajo: algunas fotos y algunos detalles de colores primarios (rojo, amarillo y azul) pueden hacer maravillas para mejorar tu productividad y eliminar el estrés. Haz de tu espacio un lugar en el que te sientas con energía.
  • Síentate (y párate) erguido.
Encorvarte te hará sentir pesadez. Si puedes, mantente de pie por un rato. Una buena regla universal es pararte cada vez que bebas algo en tu escritorio.
Fuente: Happier