Gastos de salud inteligentes


Las cuentas de gastos flexibles, las cuentas de ahorros para gastos de salud y otros tantos recursos nuevos han contribuido a que usted pueda ejercer un mayor control sobre sus gastos de salud. Ahora, más que nunca, usted tiene un mayor poder de decisión a la hora de ahorrar para el cuidado médico, buscar profesionales, comparar costos y, en definitiva, invertir su dinero en el cuidado de la salud de manera inteligente.
Seguir estos consejos puede ahorrarle mucho dinero.

  • Permanezca dentro de la red. Los médicos, hospitales, dentistas y otros proveedores de atención de salud de la red han acordado brindar sus servicios a tarifas contratadas. Ingrese en el sitio web de su red de proveedores de su atención médica para buscar proveedores dentro de la red y herramientas, como una calculadora que lo ayudará a estimar los costos de su atención.
  • Evite impuestos. Las cuentas de ahorros para gastos de salud (HSA) le permiten separar dólares de su salario antes de impuestos para ayudarlo a pagar gastos médicos de desembolso elegibles.
  • Genéricos, por favor. Los medicamentos con receta son la categoría en la que más dinero se gasta. Si le recetan un medicamento, pregúntele a su médico o farmacéutico si su afección podría tratarse de manera efectiva con una versión genérica o de menor costo del medicamento.
  • Solo emergencias. Utilice la sala de emergencias únicamente para emergencias. Visitar el consultorio de su médico de atención primaria es una opción más económica para tratar afecciones que no sean de urgencia.
  • Ponga en práctica la prevención. Los controles de salud preventivos, como las pruebas biométricas y los exámenes a mujeres sanas, pueden mantenerlo informado y saludable, lo cual posiblemente evite problemas de salud complejos y costosos. La mayoría de los planes médicos cubre controles dentro de la red y otros servicios preventivos sin costo alguno para usted.
  • Descuentos por cuidarse. Aproveche el descuento por hacerse la prueba biométrica de su compañía y el descuento para los no consumidores de tabaco, y así podrá reducir sus contribuciones médicas mensuales.

Fuente: Prevention Magazine