Ensalada de Tomate, Sandía y Kale

¿Qué mejor que la sandía para el verano? Pruebe esta receta para incluir el dulce de una manera inesperada.

Tiempo de preparación: 15 minutos
1½ lb de sandía sin semillas, cortada en trozos de 1 pulgada (4 tazas)
1 pinta (2 tazas) de tomates baby mezclados, preferentemente de reliquia, cortados por la mitad
⅓ taza de rodajas de cebolla roja y hojas de albahaca fresca cortadas
4 tazas de kale, rúcula o berro
3 onzas de queso de cabra fresco, desmenuzado (¾ taza)
2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
1 cucharada de vinagre balsámico blanco
½ cucharadita de sal kosher
¼ cucharadita de pimienta de cayena

  1. En un tazón grande, combine la sandía, los tomates, la cebolla y la albahaca. Coloque las verduras y el queso de cabra encima de la mezcla de sandía, pero no lo mezcle. (Si no se sirve inmediatamente, puede cubrir y refrigerar la ensalada hasta 3 horas en este punto).
  2. En una taza medidora de 1 taza, bata el aceite, el vinagre, la sal y la cayena. Rocíe el aderezo sobre la ensalada y revuelva suavemente para cubrirla. Sirva inmediatamente.

Rinde 8 porciones (1 taza). Cada porción: 111 cal, 7 g de grasa, 4 g de proteína, 12 g de carbohidratos. Adaptado de Redbook.
Fuente: Health.com