Enfrentar las alergias alimentarias

Todos tenemos comidas que no nos gustan, pero algunos cuerpos simplemente no toleran determinados alimentos. Las alergias alimentarias son reacciones que ocurren cuando el sistema inmune reacciona de manera exagerada a una sustancia. Estas alergias pueden afectar a más de 50 millones de estadounidenses y suelen ser hereditarias. Sin embargo, predecirlas es imposible.
Los síntomas de las alergias alimentarias pueden ir desde reacciones graves como la anafilaxia (una reacción del cuerpo entero que puede resultar un riesgo para la vida y que puede dificultar la respiración, provocar un marcado descenso de la presión sanguínea y afectar el ritmo cardíaco) hasta reacciones más leves como urticaria o falta de aire. Otros síntomas a los que se debe prestar atención son los vómitos, las conmociones o el colapso circulatorio, los problemas para tragar, la hinchazón de la lengua, el pulso débil y la piel pálida o azulada.
Los síntomas suelen ocurrir dentro de las dos horas desde la ingesta, aunque en algunos casos la reacción podría ocurrir entre las cuatro y seis horas. Si cree que tiene una alergia alimentaria, debería ver a un médico. Pueden realizar una prueba de alergias para determinar qué dispara sus reacciones.
La mejor manera de combatir una alergia alimentaria es evitar el alimento disparador. Para algunas personas, es tan simple (o difícil) como evitar el maní. Algunas situaciones comunes a las que debe prestar atención:
icons_food_allergies
Alimentos envasados. Examinar las etiquetas es una manera fácil de identificar si el alimento disparador es un ingrediente. Algunos productos incluso aclaran la posibilidad de que los alimentos podrían haber entrado en contacto con alérgenos comunes.
Comer afuera. Tenga cuidado si va a restaurantes. Avísele siempre al camarero si tiene alergia y asegúrese de que éste lo informe en la cocina.
Niños con alergia. Cree un plan si su hijo tiene alergia alimentaria. A menudo, las reacciones pueden darse cuando un niño se encuentra en la escuela, una actividad deportiva o una excursión. Cuando esto ocurre, el niño y los adultos supervisores deben saber qué hacer.
Si su hijo tiene una alergia alimentaria, no se preocupe: usted y el médico pueden crear un plan para evitar disparadores y para estar preparados en caso de una emergencia.

Contenido de Lockton Dunning Benefits con información de:
https://acaai.org/allergies/types/food-allergy