El carbón: ¡a activarlo!

Hay quienes afirman que los beneficios del carbón activado para la salud y la belleza pueden ser realmente asombrosos y, en los últimos años, su popularidad ha ido aumentando. Para aquellos que se lo deben estar preguntando, este no es el mismo tipo de carbón que se usa para encender el fuego en la parrilla. Fabricado por lo general con cáscaras de coco, turba, carbón o madera que ha estado expuesta al calor extremo, el carbón activado es un polvo negro más poroso que el carbón convencional y se lo conoce por sus usos médicos desde hace cientos de años. Si bien sigue habiendo cierto debate sobre su verdadera efectividad, estos son solo algunos de los beneficios que se conocen:
  1. Mejora la piel. Los productos de belleza, como las máscaras faciales, usan carbón activado como ingrediente, ya que ayuda a limpiar los poros al eliminar las toxinas de la piel.
  2. Reduce la hinchazón. Se dice que los componentes del carbón activado ayudan a prevenir los gases y a digerir los alimentos. Por este motivo, algunos creen que incluso puede ayudar a combatir la resaca.
  3. Blanquea los dientes. La capacidad de absorción del carbón activado ayuda a eliminar las manchas, la placa y las partículas alimenticias de los dientes, y así obtener una sonrisa con dientes blancos nacarados.
  4. Elimina las toxinas. ¡Se dice que este es uno de los usos más efectivos del carbón activado! Puede evitar que el cuerpo absorba ciertas toxinas. Con un seguimiento médico, se puede tomar por vía oral en caso de que se sospeche que hubo una sobredosis de drogas o que se ingirieron ciertos venenos.
En general, el carbón activado es un suplemento que se lo puede aplicar a muchos usos. No obstante, antes de incorporarlo a su rutina de bienestar, asegúrese de analizar todas las posibilidades con su médico para que decida si es adecuado para usted. Los posibles efectos secundarios incluyen náuseas, vómitos, obstrucciones intestinales e interacciones con ciertos medicamentos.
Fuente: Healthline