Desglose de presupuesto

“Presupuesto” no es la palabra favorita de nadie, y es comprensible. Hablar de finanzas puede ser estresante, e incluso la idea de sentarse a realizar un presupuesto puede ser una perspectiva intimidante. Puede ser útil pensar en un presupuesto simplemente como un plan o una hoja de ruta sobre cómo gastas tu dinero. Hay algunos pasos sencillos que puedes seguir para conocer mejor tu situación financiera, administrar bien tu dinero ahora y prepararte para el futuro.

  1. Conoce tus ingresos

    Para saber cuánto puedes gastar al mes, debes saber cuánto ganas. Verifica tu recibo de salario o depósito directo para ver cuánto te pagan por mes. Asegúrate de agregar cualquier ingreso fijo de una ocupación secundaria o de inversiones (es decir, intereses de un certificado de depósito). Si realizas un presupuesto conjunto con un cónyuge o pareja, asegúrate de haber incluido sus ingresos. Este número representa el dinero en el que puedes confiar cada mes.

  2. Calcula el gasto mensual de tus hábitos

    Esta puede ser la parte más complicada del proceso, pero es fundamental. Utiliza tus resúmenes bancarios y/o resúmenes de tarjetas de crédito para ver cuánto dinero gastas por mes y anota a qué se destina. Si bien algunos elementos, como el alquiler o los pagos de préstamos estudiantiles, generalmente serán montos fijos, otros gastos son más fluidos, como salir a cenar o comprar ropa. Para esas categorías menos predecibles, revisa algunos resúmenes de otros meses y encuentra los montos promedio que gastas, que puedes usar en la realización de tu presupuesto. Asegúrate de incluir las suscripciones en curso y los pagos de rutina que sepas que realizarás, como un proveedor de telefonía celular y las facturas del agua. Al final de este proceso, debes tener un segundo número que represente aproximadamente cuánto gastas por mes.

  3. Prioriza tus gastos

    Idealmente, ese segundo número es menor que el primero. Si no es así, o si es el mismo, es probable que sea hora de examinar tus patrones de gasto y eliminar artículos que no son necesarios. Por ejemplo, puedes descubrir que has gastado más de lo que piensas en comer fuera, o tal vez olvidaste cuántas suscripciones de transmisión tienes. Reducir estos artículos te permitirá depositar ese dinero para posibles emergencias, o incluso un artículo costoso que desees comprar pero que aún no puedes pagar.

Realizar y ajustarse a un presupuesto mensual puede cambiar la vida. Las aplicaciones como Mint o Goodbudget te ayudan a comprender y administrar tus ingresos. Un poco de dinero ahorrado cada mes puede acumularse rápidamente.

RECURSOS:

How to Budget Money on a Low Income – Experian
How to Create Your Budget With EveryDollar | RamseySolutions.com
Making a Budget | Consumer.gov
The 7 Best Budget Apps for 2021 – NerdWallet