Cigarros electrónicos: Riesgos y beneficios

501707694_ecig_blog
Para las personas que tratan de dejar de fumar, los cigarros electrónicos pueden ser un apoyo. Sin embargo, como pasa con otros métodos de reemplazo y reducción de nicotina, se recomienda establecer una fecha límite y utilizar un proceso de reducción. Los usuarios de cigarros electrónicos pueden disminuir la cantidad de nicotina inhalada y al mismo tiempo seguir inhalando vapor.
Los cigarros electrónicos o vaporizadores no han estado en el mercado el tiempo suficiente como para conocer sus riesgos a la salud a largo plazo. Mientras tanto, conozca las ventajas y desventajas de utilizar un vaporizador:
Ventajas
Para los cigarros electrónicos no es necesario un cenicero además de que no despiden olores del humo propios del cigarro.
• Los cigarros electrónicos no queman la ropa ni los muebles.
• Los cigarros electrónicos ofrecen a los fumadores la misma sensación que al fumar un cigarro.
• Algunos de los primeros estudios científicos afirman que los cigarros electrónicos son menos dañinos que los cigarros tradicionales.
Desventajas
• El líquido para el vaporizador contiene nicotina, la cual se extrae del tabaco junto con el saborizante, los colorantes y otros químicos, algunos de los cuales pueden ser cancerígenos.
• Los cigarros electrónicos no están regulados por la FDA, así que no existen revisiones o requerimientos para los ingredientes que están en el líquido del vaporizador.
 Los cigarros electrónicos no han sido aprobados por el Centro para la evaluación e investigación de medicamentos de la FDA como un método eficaz que ayude a los fumadores a dejar el cigarro.
• Si bien el vapor que emite el cigarro electrónico es menos molesto, sí contiene cancerígenos y otras toxinas potenciales que no han sido reconocidas como saludables para las personas que no utilizan el producto.
Hasta que una investigación aceptable demuestre lo contrario, es posible que los usuarios de cigarros electrónicos solo hayan cambiado un sistema peligroso de suministro de nicotina por otro. Su doctor le puede recomendar qué terapia de reducción o de reemplazo de nicotina sería el mejor.
Fuente: Asociación Americana del Pulmón
Source: American Lung Association