Control de la diabetes


Más de 29 millones de personas padecen diabetes en los Estados Unidos. Mantener los niveles de azúcar en sangre en el rango recomendado por los proveedores médicos puede ser difícil, especialmente porque muchas cosas pueden alterar estos niveles, en ocasiones, de forma inesperada. Para controlar mejor su diabetes, debe familiarizarse con los siguientes factores:
Alimentos

  • Todas las comidas deben ser balanceadas. Planifique todas las comidas para que contengan almidones, frutas, verduras, proteínas y grasas. Preste atención a los tipos de carbohidratos que elige. Las comidas bajas en carbohidratos que contienen fibras ayudarán a que los niveles de azúcar en sangre se mantengan más estables.
  • Evite las bebidas endulzadas con azúcar. Las bebidas azucaradas, incluidas las que contienen jarabe de maíz de alta fructosa o sucrosa, tienden a ser altas en calorías y poco nutritivas. Para los diabéticos, lo mejor es evitar estas bebidas, ya que pueden provocar aumentos repentinos del azúcar en sangre. (La excepción son los casos donde se produce una crisis por bajo nivel de azúcar en sangre).

Ejercicio

  • Conozca sus valores antes de comenzar a hacer ejercicio. Cuando hace ejercicio, sus músculos utilizan azúcar (glucosa) como reserva de energía. Hable con su médico para saber cuáles son los niveles de azúcar en sangre apropiados antes de comenzar a hacer ejercicio.
  • Mantenga un cronograma de ejercicios. Es importante coordinar su cronograma de ejercicios con los momentos de las comidas y los medicamentos. Hable con su médico para saber cuál es el mejor momento del día para realizar ejercicio de manera regular.

Medicamentos

  • Almacene correctamente la insulina. La insulina mal almacenada o que se ingiere después de su fecha de vencimiento puede no ser efectiva. Tenga en cuenta también que la insulina es especialmente sensible a las temperaturas extremas. 
  • Tenga cuidado con los medicamentos nuevos. Algunos medicamentos líquidos pueden estar endulzados con azúcar para enmascarar su sabor. Si piensa tomar un nuevo medicamento de venta libre, consulte a su médico si puede afectar sus niveles de azúcar en sangre.

Fuente: Mayo Clinic.